Voy por la calle y veo una cantidad enorme de personas circulando en una realidad compartida entre su entorno y la pantalla de su celular. La fila del banco, el Metro, incluso en el trabajo. Para mi no es raro pues mi trabajo involucra una cantidad de tiempo no menor dedicada a navegar entre webs y aplicaciones de todos tipos, pero no deja de extrañarme cuando le escribo por Whatsapp a una amiga en horario de trabajo y esta me responde inmediatamente, como si nada.

Está claro que esta es una forma de vida que no solo llegó para quedarse. Ya está absolutamente instalada. La vía de comunicación más directa y rápida es a través de los teléfonos. Por tanto es una nueva exigencia, ya no solo es importante e indispensable contar con un sitio web, sino que este tiene que ser responsivo. Claro, si hasta Google te pone esa exigencia para posicionar tu sitio!

Pero qué es eso de responsivo. Es una palabra bastante rara y como que no dice nada. Es uno de esos conceptos que cuesta un poco digerir, pero que posiblemente de aquí a poco ya esté incorporada en nuestro lenguaje. Seguramente si googleas te encontrarás con varias definiciones, pero básicamente todas ellas apuntan a lo mismo: diseño de sitio web que se adapta al tamaño de la pantalla en donde lo estés visualizando.

Para lograrlo se trabaja en HTML y CSS o directamente en un WordPress responsivo o cualquier otro sistema de gestión de contenidos. Entramos a usar términos más técnicos, como por ejemplo hablar de una cuadrícula fluida, donde los elementos tienen un tamaño relativo que se miden en porcentajes, etc.

Si quieres estar al día y establecer una relación más directa con tus clientes o potenciales clientes esto es algo que debes sin duda incorporar. Adáptate, vuélvete responsivo!! Recuerda que te estaremos viendo desde cualquier pantalla…

Y claro, por su puesto cuenta con nuestro equipo si necesitas profesionales para lograrlo.

Te ayudamos a crecer!