¿Qué es el Growth Driven Design? Una metodología para el crecimiento de tu sitio web. Gracias a una etapa de Estrategia detallada, un Sitio Web optimo y una Mejora Continua es posible crecer en base a datos reales mes a mes involucrando el mejor contenido y en el mejor formato para aumentar tus clientes y ventas.

La metodología Growth Driven Design ha tomado protagonismo en este último tiempo, en especial cuando se habla de desarrollos de sitios web que requieren potenciar el factor de venta que este tiene para sus empresas u organizaciones. Este factor de venta más importante es, según el inbound marketing, “el mejor vendedor” de tu organización. Si se piensa detenidamente, está muy cerca de la realidad.

Un sitio web debe promover eficazmente lo que ofrece la organización, estar disponible 24/7 los 365 días del año y estar optimizado para responder cualquier consulta, idealmente de manera simple y precisa. Sin duda es la puerta de presentación y de entrada a la venta de los productos o servicios de cualquier empresa a nivel mundial.

En un artículo anterior que escribí sobre el Growth Driven Design, y que puedes revisar aquí, hablamos del GDD o Diseño Que Conduce al Crecimiento, donde presentamos algunas etapas de la metodología e invitamos a descargar un ebook más detallado de sus creadores, HubSpot, líderes mundiales del Inbound Marketing y precursores en el dearrollo y difusión del GDD.

Diseño tradicional versus Diseño GDD

En esta ocasión quiero ampliar la mirada y no solo pensar el GDD como solución a implementar en el contexto de un sitio WEB si no que a todo tipo de producto/servicio que una organización puede ofrecer, es decir, utilizar el Growth-Driven Design como una metodología de trabajo donde ésta sea la columna vertebral de desarrollo. ¿Es esto posible? ¿se logran los objetivos esperados? ¿Qué gana mi empresa? ¿Qué gana el cliente?

¿Es posible aplicar el Growth Driven Design a todo tipo de proyectos?

Como Project Manager de una organización lo fundamental es poder contar con una estrategia probada y aplicable según los objetivos planteados. Para este fín nacen distintas metodologías o know-how el PM4R (Project Manager for Result), metodologías como Ágil, Scrum o Lean son muy usadas para optimizar los recursos y asegurar los resultados de una forma más estructurada y con un control de la gestión más precisa. Todo para asegurar el retorno de la inversión (ROI), tanto para el que presta el servicio como para él que lo recibe.

El GDD es un método que en su base se relaciona mucho con el Scrum, si quieres conocerlo rápidamente puedes bajar esta guía en español y escrita por sus autores de forma libre. Además conceptos prestados como objetivos SMART, Reuniones de Brainstorming, Thinking Design se utilizan para configurar acciones fundamentales del GDD, por lo que con la experiencia necesaria y una visión amplia de los factores que componen esta metodología es posible adaptarla fácilmente a cualquier desarrollo que tengamos en mente, eso sí, se aconseja que contemos con por lo menos 3 participantes en el proyecto, más el cliente por supuesto.

¿Es posible conseguir los Objetivos planteados?

Como toda metodología, su fin es garantizar un procedimiento que ayude a conseguir las mentas planteadas por el equipo. Esta pregunta en sí es la que personalmente más me hace sentido al pensar el uso y el éxito del Growth Driven Design, esto es básicamente por su genesis. El core del Growth Driven Design a diferencia de otras metodologías que cumplen funciones pensadas en proyectos acotados en el tiempo y con espera de resultados finales a plazos cercanos, esta metodología se enfoca en dos conceptos claves:

El Crecimiento Continuo y El Retorno de la Inversión de forma parcelada dependiendo las acciones que se vayan tomando en el camino, estos factores ayudan a generar un compromiso entre las partes fortaleciendo las buenas relaciones y configurando un círculo virtuoso que, si se logran los objetivos definidos en base a datos reales tomados durante todo el proceso, puede constituir una mutua relación por mucho más tiempo con los clientes, de manera sostenible y con una estrategía Win win en el tiempo.

Growth Driven Design - diseño que conduce al Crecimiento

Lo anterior responde las dos siguientes preguntas que nos interesan a continuación, ¿Qué gana la Empresa que adopta esta metodología? y ¿Qué gana el Cliente que contrata a una empresa que aplique GDD a sus servicios y/o productos?

¿Qué gana la Empresa que adopta el Growth Driven Design como metodología?

El Growth-Driven Design es una metodología que cuenta con virtudes únicas y claras de aplicar, pudiendo ser fácil de adaptar por cualquier organización que contemple en sus desarrollos; La definición de un Estrategia; Una Puesta en marcha o Plataforma de lanzamiento del producto y; Una etapa de mejoramiento continuo para ir ajustando acciones que fortalezcan el producto/servicio según la conducta del mercado y en base al inbound marketing (técnica de mercadeo diseñada para atraer a potenciales clientes ofreciendo información de su interés a través de diversos medios propios del marketing de contenidos como blogs, vídeos, boletines, SEO, redes sociales, etc. generando así conocimiento de marca e interés en sus productos).

Los beneficios para la empresa no solo pasan por ofrecer a los clientes una ventaja en como elaborar productos/servicios si no que fortalece protocolos y procesos internos para crecer como equipo humano, privilegiando la comunicación, el trabajo en equipo, la resolución de conflictos, la participación de todos durante el proceso y así preparar a equipos para el alto rendimiento. Además, y algo no menor para la empresa, es el poder contar con un flujo permanente de ingresos que aportan a la estabilidad y sostenibilidad de la organización para crecer.

¿Que gana el Cliente que contrata a una empresa que aplique GDD a sus servicios y/o productos?

La optimización de los recursos económicos a mediano y largo plazo, el poder contar con un contrato extendido en el tiempo que asegure que la empresa oferente deba responder a cabalidad las necesidades del cliente de forma planificada y de acorde a la estrategia inicial definida por ambas partes, son beneficios concretos para el cliente, así como beneficiarse de todos los insumos que se logran en el proceso de mejoramiento continuo (3ra etapa de la metodología Growth Driven Design), pudiendo ser fundamental en la toma de acciones transversales dentro de la organización.

Por último, contar con un socio estable y especializado que responda efectivamente las necesidades que se requieran y que acompañe y ayude en la toma de desiciones, liberando los costos asociados a la administración de nuevos RRHH, focalizado 100% en los objetivos y evaluando el ROI periódicamente, delegando en este “socio estratégico” el progreso del desarrollo, las mediciones, el análisis y sus resultados.

Conclusión final

La metodología Growth Driven Design es un formato de trabajo a medida según los requerimientos de la empresa y del cliente, elaborando una relación permanente y de confianza mutua, que no debe debilitarse en ningún momento, por lo que la convicción debe ser profunda y comprometida desde un inicio. Este fenomeno per-se, da garatías de exito.
Tanto personalmente como en nuestra agencia tomamos la desición de aplicar esta metodología en nuevos proyectos digitales diversos y no simplemente dejarlo solo para los de WEB. Estamos convencidos que es la línea de trabajo que queremos seguir pues a todas luces los beneficios son evidentes. Es una nueva mirada y por tanto una apuesta, pero una de la que estoy convencido de ganar!!!

 

 

Por: Sergio Fuentealba
Project Manager en Diseño Blanc( )
Growth-Driven Designer & Inbound Marketing Certified